Ajo: Definición, Origen, Beneficios, y Uso

Rate this post

Definición

El ajo es una planta con características similares a las de una hierba, por lo general poseen una vida duradera con hojas planas y delgadas de forma de espadas, y flores pequeñas  blanquecinas, sus raíces pueden llegar a alcanzar los 50 cm de profundidad con facilidad. ¿Sabías que el consumo del ajo es de gran beneficio para tu salud?

que-es-el-ajo

Seguramente no, es por esta razón que hoy te invitamos a que permanezcas aquí leyendo esta valiosa información que fue preparada especialmente para ti, para explicarte detalladamente todo lo que puedes obtener con el consumo del ajo, tanto en su uso culinario, como remedio natural.

El bulbo es decir su fruto son órganos que crecen en la tierra de forma subterránea que se desarrollan con el fin de almacenar nutrientes en ellos,  de pulpa blanca o amarillenta poseen un olor fuerte y un sabor picante intenso, se desarrollan formando lo que conoces vulgarmente como cabeza.

Que se divide en gajos y consta de varias piezas fáciles de separar denominadas dientes, y que por lo general pueden contener de 6 a 12 dientes, además son ellos las que se  encuentran cubiertos por una delicada envoltura parecida a un papel. Poseen un color blanco o en algunos casos rojizo,

Uso en la antiguedad

Aunque en la antigüedad era muy apreciado por su uso medicinal, en la actualidad se aprovecha como condimento ya que es usado para preparar numerosos platos ya que poseen un gran aroma y por brindar un fuerte sabor, además a partir de este se pueden obtener diversos derivados, así como, al aceite de ajo, ajos troceados y ajos deshidratados, entre otros.

El ajo es un cultivo muy antiguo que se ha consumido desde el siglo VI antes de cristo, este posee poco valor nutritivo, pero se encuentran en ellos diversos minerales y vitaminas, los cuales resultan que producen efectos beneficiosos a tu organismo y a todos los miembros de tu familia.

Además, actúan a nivel del estómago e intestino, a nivel aparato digestivo, ya que es desinfectante y expectorante, eliminando bacterias nocivas, así mismo aporta grandes beneficios a la circulación de la sangre, reduciendo la tensión y previniendo enfermedades relacionadas.

¿Sorprendido/a? Esto solo es un abre boca de toda la información que puedes encontrar aquí, lo que te recomendaríamos es que continúes leyendo para que obtengas mucho más conocimiento sobre el ajo y todo lo magnifico que se encuentra en tan pequeño fruto.

Requisitos ambientales para el cultivo de ajo

Desde los tiempos antiguos el ajo se cultivaba, específicamente en Roma, Grecia e incluso países del oriente y es que, su cultivo es sencillo, y no requiere un exigente clima, pero muchas veces tienden a morir por exceso de riego.

El ajo se adquiere a través de un cultivo que necesita de ciertos cuidados específicos para resguardar su adecuado crecimiento y una buena cosecha. ¿Te gustaría conocer cuáles son los requisitos que esta planta necesita para su cultivo? Seguramente si, solo debes de continuar leyendo, ya que en este artículo encontraras una información acerca de los factores externo que requiere esta planta.

como-se-siembra-el-ajo

  • Suelo

Es una planta que no exige demasiadas exigencias en lo que se requiere al suelo donde se va a cultivar, es ideal para suelos poco fértiles y bajo en disponibilidad de nitrógeno, lo único que debes de tomar en cuenta es que deben de tener un buen drenaje y con una textura preferiblemente arcillosa ricos en altos niveles de materia orgánica.

Con algo de humedad y una tierra suave que permita la fácil penetración de sus delicadas y finas raíces, con una profundidad preferiblemente mayor a 20 cm.

  • Riego

El riego se realiza habitualmente mediante  un proceso salpicadura, puede ser en forma de goteo, el ritmo de este dependerá del clima, de la edad de la plantación y el suelo, el riego debe de garantizar la distribución del agua uniformemente por todo el terreno donde se encuentren las plantaciones, con la función de que todas las plantas satisfagan las necesidades de agua durante todo el intervalo de riego.

Inicialmente esta planta necesita riesgos frecuentes, lo mejor es cada dos días, al encontrarse entre los dos meses se debe de regar 4 o 5 días, entre los 90 y 120 días se debe de regar cada siete días más o menos, en el tiempo cuando se acerque su cosecha, se debe de suspender el riesgo esto para favorecer el secado de los bulbos, recuerda que de su riesgo adecuado se obtendrá su sabor y calidad.

  • Temperatura

El cultivo del ajo es muy posible en diversas zonas climáticas, sin embargo en las zonas más lluviosas y cálidas su cultivo podría ser un poco más complicado de lo normal, ya que mucha agua dañaría las plantas, además la exposición al a la luz solar será un factor clave para asegurar el éxito del cultivo.

Un clima mucho más fresco es más preciso, ya sea al inicio o a la mitad del cultivo con el fin de que las temperaturas se mantengan entre 0- 12°C  y de esta manera obtener un desarrollo adecuado, debido a que las plantas no se suelen desarrollar en temperaturas superiores a 25°C.

Tipos de ajo

Aunque muchos de ellos cuentan con las mismos beneficios y características nutricionales similares, existen sutiles diferencias entre las pocas variedades que se conocen, y que hoy tu conocerás también, solamente debes de permanecer aquí y saber cuáles son los tipos de ajos, que quizás conoces, pero no sabías sus nombres.

  • Ajo morado

Como su nombre lo indica estos suelen tener una cubierta de color morado, diferenciándolo de los blancos, pero estos generalmente se maduran ante que los otros y tienden a ser mucho más grandes, pero tienen la desventaja que se conservan por menos tiempo y por lo general son más picantes.

  • Ajos tiernos

Son considerados la versión light de las variedades de ajos, ya que son más pequeños y con un sabor y olor más suave al tacto, sus gajos son cogidos antes de que el bulbo crezca completamente y por esta razón suelen ser solo pocos maduros, estos son adecuados para tortillas o revoltillos.

  • Ajos blancos

El ajo blanco es el ajo que conoces comúnmente como el tradicional, la cabeza de este ajo suele tener muchos más gajos que otros tipos, entre sus características encuentras que suelen ser mucho más carnosos y pueden durar mucho más tiempo que otros.

Uso gastronómico

El ajo se emplea en numerosos platos, y generalmente es denominado como condimento o ingrediente por el gran sabor que le aporta a las comidas, su uso está extendido a lo largo de todos los países del mundo aportando un sabor único a los guisos, salsas, fritos, carnes, pescados y arroz, ideal para aderezos de ensaladas.

Adema en la cocina el ajo se puede preparar de diferentes formas, fileteados, picados finamente, y en ocasiones mezclado con otros productos así como diferentes especias, seguramente estas ansioso por saber cuáles son las mejore recetas que puedes preparar con el ajo, si permaneces leyendo las conocerás…

Salsa de ajo asado

Una salsa muy variable, con ella se pueden aderezar alimentos  fritos o asados, carnes, pescados, incluso para mojar con un pan crujiente.

Ingredientes

  • 70 gramos de ajo asado.
  • 140 gramos de crema agria.
  • 25 gramos de aceite de oliva extra virgen.
  • Cebollín.
  • Pimienta y sal.

 Elaboración de la salsa de ajo asado

  1. Con anticipación suficiente haza las cabezas de ajos.
  2. Cuando tengas las tengas listas, se hayan enfriado y los hayas pelado, ponlos en el vaso cualquier procesadora que tengas en casa, ya sea batidora o una licuadora.
  3. Agrega la crema agria, en conjunto con el aceite de oliva, la pimienta y sal.
  4. Es recomendable que los vayas untando despacio o poca cantidad y rectificar después si es necesario más.
  5. Tritura hasta obtener una crema espesa, una vez que tengas la salsa con el espesor deseado, prueba y rectifica de sal o pimienta negra si le hace falta.
  6. Lava y seca el cebollín y pícalo finalmente e incorpóralo a la salsa de ajos asados, ya sea lista o durante su mezcla.

Ensalada de pepino y ajo

Un plato muy sencillo y rápido de preparar, perfecto para servir como acompañante.

Ingredientes:

  • 2 pepinos
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Perejil

Preparación:

  1. Retira la piel de los pepinos, córtalos en rodajas finas y extiéndelas en una superficie plana.
  2. Pela el diente de ajo, pícalos finamente y espárcelos encima del pepino.
  3. Riégalos con un buen chorro de aceite.
  4. Sazona y espolvoréalos con el perejil picado.
  5. Sirve la ensalada de pepino y ajo.

Sopa sencilla de ajo

Es una sopa casera, natural, de origen humilde lleva pocos ingredientes y económicos, placentera.

Ingredientes

  • 2 dientes ajo
  • 2 huevos
  • Aceite
  • Pimentón
  • Sal
  • Pan del día anterior

Preparación:

  1. Se pone a cocinar en una olla agua con sal, mientras machaca los ajos con el pimentón, licuar con unas dos cucharadas de aceite, todo se vierte en la cacerola y se deja que cueza unos minutos, se agrega el pan cortado y los huevos batidos.
  2. Remover dejar que se cuaje un poco los huevos y apartar la cacerola del fuego, y se deja reposar unos minutos antes de servirla.

 

Propiedades benéficas del ajo

El ajo es considerado el rey de las propiedades curativas, y cuando digo que es el rey me refiero a que abarca en todos los ámbitos: es curativo, antiséptico y adelgazante, lo utilizarías? Seguramente después de leer esto sí, es por esta razón que preparamos esta información para ti, para que no dudes ni un momento en emplear el ajo en tu vida cotidiana.

Posee alto valor nutritivo y bajo en calorías.

El ajo por lo general es rico en altos niveles de múltiples vitaminas y minerales como las son; vitamina C y vitamina B6 y manganeso y contiene pequeñas cantidades de otros nutrientes, lo mejor de todo es que su consumo aporta bajas o escasas caloría.

Contiene propiedades antioxidantes

El ajo es un excelente contenedor de antioxidantes, los cuales son ideales para proteger a las células de cualquier daño, y previene el envejecimiento de las mismas, además puede ayudar a disminuir el riesgo de sufrir de enfermedades como el alzhéimer y la demencia.

Alarga tu vida

El hecho de que este pueda prevenir y combatir las enfermedades infecciosas, que de hecho es un factor que hay que tomar en cuenta que por lo generar, es la primera causa común de muertes en el mundo,  y es por esta razón que se a demostrado que el ajo tiene efectos beneficiosos en las causas de las enfermedades crónicas, por lo que tiene sentido de afirmar que puede alargar tu vida.

Mejora la salud ósea

Gracias a que estimula el incremento de estrógeno, es de gran beneficio para la salud ósea generalmente en las mujeres y además, es recomendado para combatir distintas enfermedades que afectan al sistema óseo.

Desintoxicante natural

Los compuestos de azufre encontrados en este alimento protegen a diferentes órganos del cuerpo de cualquier daño, manteniendo al cuerpo limpio de sustancias toxicas que puedan causar daños a la salud.

Reducen la presión sanguínea

Las enfermedades cardiovasculares son la causa más común de muertes en todo el mundo, así como infartos o derrames cerebrales, y es que, el consumo de ajo mejora y fortalece la presión sanguínea de aquellas personas que sufren de enfermedades como la hipertensión.

Reduce las enfermedades respiratorias

Según estudios realizados demostraron que el ajo reduce notablemente las enfermedades que afectan el sistema respiratorio así como el resfriado común, gripe y sus síntomas.

En la actualidad las propiedades del ajo han sido confirmadas por la ciencia y hoy sabemos que este alimento puede prevenir numerosas enfermedades que afectan tu vida y tu salud, ya es hora de que vayas empleando el ajo y considerarlo tu mejor amigo y aliado, ya que obtienes números y valioso beneficios de él que te pueden ayudar a tener una vida saludable y feliz.

 

Artículos Interesantes

Leave a Reply